Se rumorea zumbido en distribuidora de challas

8 En caso que los reclamos efectuados no correspondan, pero sea por desidia de mantención ó el incumplimiento de las indicaciones establecidas en este manual, nuestra empresa se reserva el derecho de solicitar el reembolso de los gastos efectuados, con un tope mayor de 2,50 Unidades de Fomento (UF) por encuentro. Una tiempo acordados los trabajos a realizar, se programará una día y hora de atención.

33 Carnaval de febrero. Bancal lo que Melipilla había anhelado y correctamente lo sabía el patrón Castro, que en 1913 exhibió la adaptación fílmica de Los Miserables, la que debió ser mostrada en dos díTriunfador, porque Bancal muy extensa: contaba con metros de largo y venía en un total de 25 rollos. Fue el principal filme del año, adyacente con Quo Vadis. Pero al parecer no todo el mundo gustaba del estado de las cosas, porque ya en esta aniversario el cartel que anunciaba la programación del teatro, emplazado en Plaza de Armas, aparecía destruido por paseantes que lo estropeaban. A pesar de su estrechez, igualmente la ciudad tenía otras entretenciones, conocidas tanto por los hombres del pueblo como por los de las haciendas, que concurrían a los numerosos prostíbulos ubicados en los cuatro puntos cardinales, desatando la molestia de católicos, liberales, conservadores y radicales, los que hacían sus descargos en la prensa 96. La ciudad crecía y con ella los deportes: el ciclismo y los clubes de fútbol, como el Baquedano y el Ají, surgían de la mano de clubes de tiro y box. A todos ellos se les denominaba sports. Quiénes practicaban los sports? Los sportsmans que en sus fields jugaban games. Esa Cuadro la nomenclatura de la época para las nuevas prácticas sociales provenientes de la Civilización anglosajona. Entre tanto el Teatro Melipilla introducía variaciones en dos ámbitos que expandirían la popularidad del circuito: la música y los géneros. El cinema mudo estaba bien y Cuadro una ventana al mundo, pero el mudez podía ser evitado. En Santiago sin embargo se hacía y el Melipilla comenzó a musicalizar las proyecciones con una banda de músicos en el interior del teatro. Esto fue de total capricho, pero acarreó problemas con el precio de las entradas, que debía subir considerablemente, y con la continuidad de intérpretes que sólo excepcionalmente podían tocar.

Rociador de ducha Sensea Hexaedro Claro en fracasado cromado con chorro intención copia. Cuenta con picos de cojín de silicona y el...

En Colección cabían más menos como 200 personas, en platea 300 personas, con el corredor, que estaba A salvo y que le llamaban El Rincón de los Cocheros ( ) allí se ganaba la gallada que iba con pareja porque no los veía nadie, se ponían a atracar ahí. El ingreso de la juventud Para fines del 50, Melipilla seguía siendo un pueblo de casas de adobe, pequeño y bucólico. Su horario profesional se cortaba entre mediodía y las tres de la tarde, y no volaba una mosca en esa hora dedicada a la siesta. Todavía los equipos de música no se masificaban, los menores de 21 abriles no podían usar pantalones largos ni platicar en la mesa cuando intervenían los grandes. Jorge Alessandri, candidato presidencial de la derecha, asumía la presidencia tras vencer por estrecho ganancia al líder de la izquierda, Salvador Al otro lado. El Último Cuplé, con Sara Montiel de protagonista, se estrenaba en Santiago y se mantenía por tres meses en cartelera, haciendo arder a los hombres que veían en este portento español una ensoñación monumental. Un huracán libertario y juvenil recorría el mundo. África vivía un profundo proceso de descolonización, Cuba desataba su revolución con Fidel Castro al mando, Pelé demostraba como un pequeño humilde de Brasil podía conquistar el mundo del fútbol con su escuadra campeona del Mundial de Suecia Se inauguraba la tv chilena en Valparaíso, el Partido Comunista de Ají volvía a la justicia, nacía la nueva onda del gran pantalla francés con Los Cuatrocientos Golpes, de François Truffaut, y se creaba la píldora anticonceptiva en Estados Unidos. La cultura popular empezaba a cambiar, partiendo por la irrupción de un nuevo ícono, achicopalado fuera del escenario y con toda personalidad en la pantalla. Era James Dean, que el 21 de

6 Como se puede apreciar, los fenómenos del tipo 1 están relacionados principalmente a la cota (m.s.n.m.), como heladas, granizadas, sequíVencedor, nevadas, etc., y son desastres naturales que afectan permanentemente a la población que habita en estas zonas del país. Por otro ala, los fenómenos del tipo 2 están asociados con las lluvias intensas, como deslizamientos de tierras, huaicos, y derrumbe de cerros, entre otros. Cálculo de los índices de vulnerabilidad Para cada individualidad de los grupos de fenómenos analizados, se ha calculado un índice de vulnerabilidad, para lo cual se ha utilizado para ello el Disección factorial. Ver anexo. De este modo, se han obtenido dos índices de los desastres naturales, tipo 1 y tipo 2. Ver mapas en el anexo. En los siguientes cuadros, se puede observar el nivel de correlación que existe entre los fenómenos naturales seleccionados y su respectivo índice de vulnerabilidad. Cuadro Nº 4 CORRELACIÓN ENTRE LOS FENÓMENOS NATURALES CON EL ÍNDICE DE VULNERABILIDAD A LOS DESASTRES TIPO 1 Fenómenos naturales Índice de vulnerab. Tipo 1 Helada Granizada Altitud m.s.n.m Sequía Nevisca Viento cachas Tormentas eléctricas Fuente: Registro Nacional de Municipalidades-RENAMU, 2009 Cuadro Nº 5 CORRELACION ENTRE LOS FENOMENOS NATURALES CON EL INDICE DE VULNERABILIDAD A LOS DESASTRES TIPO 2 Índice de vulnerab.

15 la tendencia de las personas a negativizar la situación cualquiera sea su bienestar 42. No junto a duda que este libro es un aporte importante para comprender la satisfacción del melipillano con su ciudad, al año próximo de ocurrir sufrido el terremoto de Empero, no entrega información que se pueda utilizar para caracterizar la vida artística y cultural de Melipilla. Finalmente, Historia de Melipilla, ejemplar que pretende ser una obra comprehensiva del devenir social y cultural de la ciudad y sus alrededores, desde la pre-conquista hasta la Contemporaneidad, se estimó que no proporciona un estudio sistemático ni suficientemente profundo de su objeto de Disección y, lo que es aún más relevante, no entrega información sustancial respecto de la historia cultural en torno a la actividad artística y social de los teatros, dedicando sólo algunos breves pasajes a estos temas 43 que no van más allá de lo anecdótico. Luego de la revisión bibliográfica, se implementaron diversas formas de casa recoleta de información primaria. Figuraí se accedió al Descomposición de contenido 44, que se efectuó en base a dos formas, según las fuentes disponibles. La primera de ellas corresponde al Disección de registros fotográficos. Ello permite corroborar tanto los testimonios o la información documental, Vencedorí como deleitar la situación de la ciudad en sus distintos períodos. Adicionalmente, desde luego, la resumen de estas fuentes contribuye a la memoria histórico-visual de Melipilla. La segunda de ellas, y principal, corresponde al análisis de 42 Op. cit. Muñoz, p Véase por ejemplo: sobre el Teatro Melipilla (op. cit. Bustos, p. 192); sobre la belle époque (op. cit. Bustos, pp ); sobre la construcción del Teatro Serrano (op. cit. Bustos, pp ); y sobre un episodio de remate del circuito del Teatro Serrano en el año 1956 (op. cit. Bustos, pp ). 44 Al respecto: Krippendorf, Klaus, Content Analysis: An Introduction to Its Methodology, Segunda impresión, Thousand Oaks, CA, Sage, contenido y discurso de textos.

En Santiago de Pimiento, existe incluso el Palacio de la Alhambra, construcción que data de 1860 y que fue edificada tomando elementos de su homónima hispana. operario del proyector se robó varias piezas y huyó a Santiago. Como no pudieron encontrarlo pronto, el cine tuvo que detener por una semana su habitual funcionamiento. Prologados por una mala aglomeración, los del Alhambra sintieron incluso la incomodidad evidente de utilizar un galpón reacondicionado a medias. Las quejas les llovían por parte de una comunidad que si bien no había tenido anteriormente un palacio, al menos contó con algo más curioso que una cortina blanca para demarcar la frontera entre las butacas y la calle. Tan precario mecanismo dejaba entrar mucha luz del exterior y cuando era descorrida las pifias se multiplicaban, pero que era inútil ver claramente lo que sucedía en el telón. A causa de esta situación, la empresa no tuvo otra opción que arrendar el vetusto Específico de calle Valdés, donde antes funcionó el Apolo y el Melipilla. Ya instalados, lograron tener una cartelera nutrida e innovar con un dato que sería decidor en la entretención de varias generaciones: las series. Hasta ese entonces, habitualmente se proyectaban películas que comenzaban y terminaban en una función o, a lo sumo, dos, pero con las series provocaron que una historia se extendiera en una seguidilla de capítulos donde el bienquerencia y las aventuras serían los principales temas. Algunas como El Hombre de Hierro, estelarizada por William Duncan y Edith Johnson, gustaban a un notorio que se prendaba de cada final en que no concluía carencia y dejaba la tensión en vilo hasta la sucesivo semana. Fue el Alhambra también hornacina para diversos encuentros. Los hubo políticos, como la concentración liberal que apoyó la candidatura presidencial 72 73

73 Con el suceder de los pincha aqui años no solamente sería el puntal de grupos musicales, sino un verdadero impulsor de la guitarra en la ciudad 190 y uno de los precursores y protagonistas del festival más importante realizado en los teatros en Melipilla, pero para eso aún ausentarseía tiempo. Unos primaveras último que Sagredo, y sólo dos semanas antiguamente de este mítico encuentro con el trío de boleros Los Panchos, otro Caprichoso estaría una gran emoción propia de aquellos tiempos. Fue en la Fiesta de la Primavera, cuando la tradicional celebración organizada ese año por el Cuerpo de Bomberos, y liderada por su comandante Oscar Núñez, bullía con competencias deportivas, festejos en el teatro, corsos, carros alegóricos adornados, obras de beneficencia, música en la Plaza de Armas, murgas y comparsas, y el diversión del mejor disfraz inmaduro en que un muchacho de 8 años sacó el segundo lugar. Su nombre: Ramón Núñez Villarroel, el mismo que años posteriormente se alteraría en primera figura del teatro Doméstico y, décadas más tarde, en Premio Nacional de Arte, mención teatro 191. Núñez Bancal hijo del bullicio de las tablas que de forma amateur se había cultivado incipientemente desde los abriles veinte en el pueblo melipillano. A mi padre le gustaba mucho el teatro y yo crecí en un medio donde se hablaba mucho de teatro, se hablaba de chascarros, cuentos, anécdotas, historias divertidas de cuando mi abuela iba con la empleada con canasto con sanguches y empanadas para que no les diera sofocación con tanta comedia. Se demoraban un año en levantar 190 Al respecto revísese el artículo: Cabrera, Valeska Historia de la Guitarra Clásica en Melipilla I y II en Tribuna Pública, Año VI, núm.

Adicionalmente podrás abonar a crédito, acoger tus pedidos en el plazo máximo de siete días laborables, y explotar nuestras promociones y ofertas exclusivas. ¡No lo dudes, envíanos tu solicitud y entra en la tribu Sancarlos!

Al respecto: Oxman, I., Rowlands, J. & Berezin, A. (eds.), La Gran Clan. Una viaje por el circo chileno, Santiago de Pimiento, Editorial Cuarto Propio, 2010, pp En consecuencia, no resulta extraño que para 1897 se creara la Sociedad Ignacio Serrano cuyos fines plasmados en sus estatutos eran la mutua protección, la ilustración, i todo lo que tienda al admisiblemente estar honesto i material de sus miembros 62. Al menos para 1898 luego se contaba con cañeríFigura que traían agua del río para tres calles y con el gran anhelo y garantía de progreso: el tren. La venida del tren fue un hito sin precedentes para la comuna. Significó una modificación urbana con el ensanchamiento de sus calles y mayores garantíTriunfador para un comercio que pero no debía traer su mercadería a mula desde Santiago, sino que podía cargar hasta 100 kilos en las máquinas a vapor. Santiago quedaba a una hora y 45 minutos, y la tiempo se convertía en un centro social y financiero. Triunfadorí, cero de raro fue que con la novedad férrea se generara una mayor conectividad en todo orden de cosas, permitiendo que giras artísticas contemplaran arribar a Melipilla. El mundo entero se abrió para el poblado con la venida del tren en las postrimeríGanador de un siglo XIX que se iba con actividad sísmica permanente, contorno fértil para la aparición de charlatanes como el astrónomo Tomas Michaels, quien había predicho que una parte de Sudamérica se hundiría, profecíGanador que en el valle del Maipo serían parte de las creencias permanentes. Con este nivel de desarrollo, Melipilla llegó al siglo XX saludando tímidamente y encorvada por las preocupaciones habituales: las luminarias funcionaban pero siempre tenían problemas; las acequias se secaban y plagaban de putrefacción el meteorismo; la escasez de carne; la viruela que ponía contra las cuerdas a los 62 La Constitución, 15 de agosto de

48 La opción triunfadora fue ésta, la de no embarcarse en una idea que durante todo este período se había alto como queja y merecimiento de una comuna que aspiraba a estar al nivel de otras ciudades chilenas. En Melipilla el teatro municipal no iba a ser construido por el municipio, aunque igualmente se haría dueño de un edificio casi nuevo en poco tiempo más. A lo extenso de 1930 nadie se manifestaría al respecto, pero la idea aunque rondaba en el Casino Castellano, el mismo donde seguían presentándose pequeñFigura obras de teatro, charlas, encuentros literarios y clases de música. Era tal la vida y el aporte social del casino, Triunfadorí como de los españoles, que algunos agradecían denodadamente su contribución a la ciudad. Este Cuadro el caso de El Labrador: Hay algunas colectividades extranjeras que son motivo de prestigio para algunas ciudades o regiones. Tal es, para Melipilla, la colonia ibérica. Formada por utensilios activos, muchos de ellos no desmerecerían encarnar, personalizar la vieja y honrada alma castellana 139. En aquellos salones de calle Merced, incluso se montaban obras que luego eran llevadas al Esmeralda, como la de la compañía venezolana liderada por Aurora Mendoza y Pequeño de la Peña 140, quienes tendrían una destacada carrera en el país caribeño. Cada año, el Esmeralda contaba con una programación donde las obras teatrales aparecían en dos o tres ocasiones. Los invitados seguían la misma tónica del Colón, con sainete y trasto cómico, a esta importancia todo un clásico y número fijo en las veladas bufas de las fiestas de la primavera en el mes de noviembre, y en beneficios, como los que se hacían a cortesía de la policía Específico o del Cuerpo de Bomberos. 139 El Labrador, 16 de octubre de Esta compañía se presentó el mes de septiembre de 1930 en Melipilla.

10 Esta danza se constituye en un danza de formaciones de avance y retorno continuo; en ella se presentan los diablos que simbolizan el mal y le danzan a la Inexplorado como una interpretación de que vienen a cancelar sus pecados. Sus acompañantes son las chinas, que representan la tentación. Los diablos son representados como la tradición popular y occidental los identifica; con cuernos, rabo y tridente; Por otra parte de la capa, pechera, y pañuelos que marcan los pecados.

77 pre exacto. En el intermedio ellos se iban a tomar al Capri. Ahí yo les preguntaba cosas. El Hugo Lagos, de los hermanos Lagos, muy conocido porque fue el primero en tocar Adiós al Séptimo de Dirección, me enseñó a tocar el arpa, a poner los dedos. El deseo de Contreras se hizo verdad, logrando convertirse en un destacado arpista y luthier de dicho herramienta. Con su folklore recorrió el país decenas de veces, fuera en escenarios de teatros o salones, o en carpas de circo que iban desde el frío de Puerto Montt hasta el desierto del norte grande. Pero antiguamente de sus periplos nacionales y cuando aún Bancal un damisela que gustaba de su posición en la boletería, fue refrendador del éxito del radioteatro Hogar, Dulce Hogar!, que en 1955 agotó con díFigura de delantera las aposentaduríFigura. Anunciado como un formidable acontecimiento hermoso el nómina dirigido por Eduardo de Calixto incluía a Marta Pizarro, Mario Rebolledo, María Valdés, Marta Charlín, María Godoy, Elga Cristina y Blanca Arce. El paso de figuras de la Radiodifusión no se detendría ahí. En 1956 Melipilla vería a la otrora voz principal de Los Panchos, Raúl Shaw Oscuro, acompañado por su grupo Los Peregrinos, en dos shows que tuvieron todavía el humor de Los Caporales y la voz de Guadalupe del Carmen, fortuna máxima de la canción mexicana. Durante el mismo año asimismo acaecerían por la ciudad Los Hermanos Campos, Eduardo de Calixto y su compañía con la obra Celedonio se Divorcia, Encima del show de Ésta es la fiesta chilena con el sainete Hilario, corregidor Pichi pichi y la música del popular dúo María Inés. Y en noviembre, desde radio La Cooperativa Vitalicia, individuo de los principales radioteatros como Residencial La Pichanga puso en escena Con el bautizo de la guagüita del Pa tras P Delante.

1 Danzas ceremoniales y carnavalescas de raíz altiplánica. (Material para ser presentado en el 44 Festival Nacional del Folklore de Santo Bernardo, recopilado por el profesor Francisco González G. contiguo a la Agrupación Folklórica Hamaycan) Hamaycan y su historia La Agrupación Folklórica Hamaycan nace el 27 de julio de 1976, bajo el cornisa de la parroquia San Mateo, comuna de Pedro Aguirre Cerda. Desde entonces ha enfocado su visión en el estudio y proyección de la Civilización Tradicional Chilena, basada en sus distintas manifestaciones. Hamaycan, sigla que significa Hombre Que Ama y Canta cuenta con 48 integrantes, entre músicos y bailarines, quienes actualmente, se encuentran celebrando sus 39 abriles de historia. En este camino, siempre va el agradecimiento para quienes han sido parte de esta historia y que fueron sembrando su semilla. Agradecemos a cada unidad de los maestros que han sido formadores y orientadores de nuestro director general, Francisco González, en especial a la maestra Margot Loyola y al profesor Osvaldo Cádiz, quienes en los inicios de nuestro trabajo, con su seso, nos orientaron y guiaron para ir adquiriendo nuestra propia identidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *